El espacio

¿Sabías que la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, pesa más de 4 Kg y ocupa una extensión de 2 m2? ¿Eres consciente de que la piel te protege del exterior, regula la temperatura de tu interior, permite la eliminación de toxinas, percibe mediante receptores y multitud de terminaciones nerviosas el dolor, la presión, el frío o el calor, forma parte de tu sistema inmune y está íntimamente relacionada con tu bienestar físico y emocional?

He detectado en mucha gente una gran necesidad ya no solo de utilizar productos más saludables para sus cuidados corporales, sino de dar un paso más allá y convertirse en parte activa del cambio, de tomar las riendas y adquirir las herramientas que les permitan autogestionarse.

Máximo bienestar animal.

Si tú eres una de ellas, para facilitártelo he puesto en marcha este espacio de aprendizaje, con las plantas como protagonistas y el máximo respeto a los animales, donde vas a tener la oportunidad de aprender a cuidarte de una manera responsable, consciente, sencilla, saludable, sostenible y respetuosa con la naturaleza.

Te acercarás a los procesos de elaboración de la cosmética natural y desarrollarás habilidades que te permitirán lograr la autosuficiencia en los cuidados, a la vez que te diviertes y fomentas la creatividad, exploración, autodescubrimiento, iniciativa y cooperación.

Hay muchos cursos de cosmética, sí, pero esto es mucho más que un libro de recetas. Es un espacio vivo, de exploración, de creatividad, de autodescubrimiento, de compartir. Un aprendizaje dirigido a la sostenibilidad, que nos lleva a un estilo de vida saludable, a la reconexión con la naturaleza, a la recuperación del equilibrio, al restablecimiento del bienestar, a la simplicidad voluntaria y, en definitiva, a colocar los cuidados en el centro.

Marmitas y Redomas se compromete así a fomentar la autosuficiencia de todas aquellas personas como tú concienciadas y motivadas por tomar las riendas de sus cuidados, transmitiendo unas bases sencillas y sólidas gracias a las cuales os sentiréis capaces de elaborar de forma creativa preparados naturales para vuestro bienestar y el de vuestro entorno.

Es un espacio de aprendizaje donde hablaremos de cosmética natural, sí, pero también reivindicativa, esencial, creativa, rebelde, transgresora, carismática, ética, circular, autosuficiente, solidaria, colaborativa… Porque la cosmética es mucho más que maquillaje. ¿Te atreves?

Si quieres ponerme cara y voz, aquí tienes este pequeño vídeo de presentación del espacio de aprendizaje.
He aquí mi manifiesto vital.